DESCRIPCIÓN DEL EMBLEMA DE
S. E. Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos.

El IV Obispo de Toluca, S. E. Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, quiere glorificar al Padre Celestial viviendo como "servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo ", confiando que Él dirija su corazón "hacia la caridad de Dios y la paciencia de Cristo" (11 Te 3, 4).

La cruz gloriosa, significa su pasión ministerial: anunciar a Jesucristo, muerto y resucitado; con esto afirma también que de la luz pascual brota su caridad pastoral, asumiendo el desafío de Jesucristo: "Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos" (Jn 15,13).

El emblema está integrado por dos campos. El campo azul contiene el símbolo radiante del Espíritu Santo que con su luz divina realiza el misterio de la encarnación del Verbo de Dios en el seno de María y que consuma la obra de redención y de santificación. El es el protagonista de la evangelización en la Iglesia.

El Obispo contempla a María como la primera redimida, modelo y madre de la Iglesia, estrella de la nueva evangelización (simbolizada en la corona).

En el campo rojo está simbolizado el amor de Jesucristo quien, como Buen Pastor, se entrega por los suyos hasta derramar su sangre y ofrendar su vida. El Obispo quiere imitar ese amor de Jesús y señala el campo de su entrega al pueblo de Dios, presente en Toluca (expresado en el nevado Xinantecatl). Confía en el favor e intercesión de San José, patrono de la Diócesis, de la Catedral y de la Ciudad de Toluca (azucena).

Los cinco panes y los dos peces evocan el desafió evangélico de Jesús: "den les ustedes de comer" (Mc 6, 37). El Obispo entiende su responsabilidad evangelizadora de ofrecer el «alimento», que es promoción humana integral y crecimiento espiritual, cuya fuente y culmen es Jesucristo Eucaristía.